Las deducciones por vivienda I.

Todo el mundo suele hablar sobre las deducciones por vivienda que se tienen en la renta, pero pocos saben exactamente qué contempla y hasta dónde llegan, por eso vamos a centrar poco a poco de qué se componen estas entradas, lo primero aclarar que las deducciones por vivienda habitual serán por:

– Adquisición y rehabilitación de una nueva vivienda habitual.
– Adquisición de una segunda vivienda.
– Alquiler de vivienda habitual.
– Construcción o ampliación.
– Cuenta ahorro vivienda.
– Adecuación de la vivienda por motivos de minusvalía.

Hablaremos en esta entrada de las adquisiciones:

Deducción por adquisición de vivienda habitual:
Podremos desgravar un 15% sobre las cantidades aportadas, independientemente de nuestro nivel de renta.
Los límites establecidos son los siguientes:
– Se contará hasta un máximo de 9.040€ de las cantidades aportadas (en cada ejercicio fiscal), por tanto, por mucho dinero que hayamos aportado, lo único que nos contarán son los primeros 9.040€, es decir, como máximo podemos deducirnos 1356€.
– Este tope incluye el capital amortizado y los intereses en el caso de que hayáis solicitado una hipoteca.

Deducción por adquisición de segunda vivienda:
Podremos obtener deducciones por adquisición de una segunda vivienda para convertirla en vivienda habitual, pero en este caso las deducciones no se aplicarán hasta que el importe invertido supere lo invertido en la primera vivienda, es decir, que hasta que hayamos pagado/invertido en esta segunda vivienda el mismo importe que hasta el momento habíamos invertido y por tanto desgravado, de la primera, no podremos empezar a aplicar esta deducción.
Un ejemplo claro, compro una primera vivienda de 150.000 € que ya hemos pagado totalmente y nos la hemos deducido en nuestras declaraciones totalmente. Nos compramos una segunda vivienda para destinar a vivienda habitual que nos cuesta 300.000 €, por esta segunda vivienda no podremos empezar a deducirnos ese 15% hasta un máximo de 9.040€, hasta que hayamos reinvertido/pagado en esta segunda vivienda 150.000€.

Alquiler de vivienda habitual:
Incluimos en esta entrada el alquiler, ya que de alguna manera adquirimos la vivienda, no para hacerla de nuestra propiedad, pero sí para utilizarla.
Las deducciones aquí serán tanto para arrendador como para arrendatario.
El arrendatario (el que va a ocupar la vivienda) tendrá:
A nivel estatal unas deducciones del 10% sobre las cantidades aportadas, para quienes tengan una base imponible de hasta 12.000 € y por un máximo de 9040€ de cantidades aportadas para este alquiler. Quienes superen esta base imponible deben aplicar esta fórmula: 9.040 – [1,4125*(base imponible – 17.707,20)]
A nivel autonómico también existen deducciones por alquiler, en el caso de la región de murcia no existe ninguna desgravación extra.

Escrito el día En Sin categoría ¿Nos das tu opinión?

Nos interesa lo que opinas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR